Historia y principios del Pilates: Joseph Pilates un pionero en la readaptación de lesiones

mindfulness mtraining minerva

«Un buen estado físico es el primer requisito para ser feliz.»

Esta frase de J. H. Pilates podría resumir perfectamente la filosofía del concepto readaptación de lesiones.

Bienvenidos hoy a este post tan interesante sobre Joseph Pilates, el creador del método que lleva su apellido. Me parece curioso acercaros a uno de los pioneros de la readaptación de lesiones ya que utilizó sus conocimientos en yoga, artes marciales, danza, gimnasia, culturismo y anatomía para combinarlos y dar como resultado un nuevo método de recuperar y mantener lesiones a raya, el Pilates.

¿Cómo se forja el método?

Lo que vivimos condiciona quienes seremos o que aportaremos al mundo.

Joseph Pilates nació en Alemania en 1880. De pequeño era un niño débil y enfermizo que padeció diferentes enfermedades como asma, raquitismo… Por este motivo comenzó a estudiar el cuerpo.

Se dedicó a varios deportes pero termino como artista circense de una compañía de circo para realizar una gira que acabaría en Londes al estallar la primera guerra mundial. Así quedó confinado en una cárcel inglesa por su condición de alemán.

En dicho lugar comenzó a gestar y a aplicar las primeras bases de su método, recuperando las lesiones de sus compañeros y mejorando su condición física. Cuando la guerra terminó regresó a Alemania donde continuó impartiendo su método. Pilates fue presionado para enseñar a los soldados del ejército alemán los ejercicios que llevaba a cabo. Importantes deportistas acudieron a él como el campeón de boxeo de los pesos pesados, Max Schmeling al que siguió hasta Nueva York a uno de sus combates.

la sierra pilates mtraining

Una vez en la ciudad americana instauró un estudio en la Octava Avenida donde estaba rodeados de numerosas escuelas de ballet. Así pues ayudó a recuperar lesiones de bailarines. Gracias a la efectividad del método la popularidad de Pilates fue en aumento hasta convertirlo en una de las herramientas más famosas y recomendadas para recuperar lesiones.

El método Pilates es el precursor del entrenamiento personal dedicado a readaptar una lesión. Aunque hoy día se ha desvirtuando mucho la esencia del método, hay quién aún ahonda en su filosofía y trata de mantenerla para que la eficacia real del Pilates no se pierda. Fue concebido como un método individual y no colectivo con una serie de principios que se han ido disolviendo en el tiempo y en las multitud de variantes del método Pilates.

El Pilates es una actividad completa ya que engloba cuerpo y mente. El control del movimiento, la fuerza y la elasticidad son los tres conceptos principales que definen este método y las pautas principales para prevenir una lesión.

teaser pilates mtraining

Principios básicos del método Pilates

1.- Centro de energía

Es lo que antes se definía como cinturón y ahora lo llamamos zona core o en la jerga actual del Pilates Powerhouse. Entra en el post “Powerhouse: 4 posiciones de pilates para fortalecer la espalda” para conocer más acerca de este término.

Todo trabajo empieza a partir del centro. El tronco ayuda a mejorar la postura, a conseguir movimientos equilibrados y afina con el control de las extremidades. Todos los movimientos irradian desde el centro. El desarrollo del core previene el dolor de espalda y otras lesiones derivadas.

2.- Concentración

Es la mente la que guía el cuerpo, por tanto debemos mantener una concentración absoluta al realizar los ejercicios para tomar consciencia del movimiento de nuestro cuerpo. Estar al mando de cada movimiento significa aprovechar todos los beneficios que nos proporciona cada ejercicio.

3.- Control

Cuando conseguimos trabajar desde el centro y con concentración podremos controlar los movimientos. Es importante conseguir el control del cuerpo, de la mente y de la respiración para que el movimiento tenga calidad.

4.- Precisión

En la precisión está la calidad del movimiento. Los detalles son fundamentales para modificar patrones de movimientos erróneos o viciados. Activar o no un músculo puede modificar el global de nuestra postura.

5.- Respiración

Aprender a respirar correctamente es importante pero sobre todo hacerlo de manera coordinada con los ejercicios. Nos ayudará a ejecutar mejor los ejercicios y a conseguir una mayor concentración y relajación.

6.- Fluidez de movimientos

La sesión de Pilates es un conjunto de ejercicios encadenados cuyas transiciones deben ser fluidas para para evitar rigidez y brusquedad que puedan repercutir de manera negativa. Debemos encontrar un ritmo armonioso para encadenar los ejercicios sin encontrar tensión.

Bajo estos principios Pilates forjó un método que aun hoy día sigue vigente por su eficacia en el tratamiento y prevención de lesiones especialmente de espalda. Aplicando estos principios y los ejercicios del método Pilates conseguimos una actividad capaz de mejorar y prevenir el dolor de espalda, de corregir la postura corporal, mejorar la flexibilidad, aumentar la fuerza muscular, relajar la mente o enseñarnos a respirar.

Cuerpo y mente forman parte de un todo ya que una parte sin la otra no tiene cabida. Para conseguir la plenitud debemos estar sanos de cuerpo pero también de mente. Tener presentes la filosofía de Joseph Pilates es fundamental para conseguir controlar el movimiento para poder así dar un pasito más hacia la felicidad con un cuerpo y una mente saludables.

Ponte a practicar Pilates y benefíciate del método. Aquí te dejo una secuencia para principiantes por si no sabes por donde empezar.

“Roma no fue construida en una hora. Por lo que paciencia y persistencia son cualidades imprescindibles en el logro de cualquier esfuerzo que merezca la pena”.

2018-10-31T14:21:00+00:00

One Comment

  1. […] esa cadena queda en el tronco del jugador o lo que también podemos denominar core. Entendemos por core al conjunto de músculos que forma la faja lumbo-pélvica (transverso, diafragma, recto del […]

Leave A Comment