HIIT + Fuerza: Acelera tu metabolismo

Hola a todos!! Hacía tiempo que no escribía, me tomé unas vacaciones… Pero aquí volvemos a la carga con más temas interesantes. Hoy os acerco al concepto de metabolismo para tomar conciencia de la importancia y relación que tienen la masa muscular, la actividad física y la tasa metabólica basal.

Comencemos por este último concepto. En nuestro cuerpo se secunden procesos y reacciones por los cuales las células realizan sus funciones vitales. A esto se le denomina metabolismo. La cantidad mínima de energía necesaria que nuestro cuerpo necesita es la tasa metabólica basal.

Todos necesitamos energía para vivir que sea mayor o menor la cantidad dependerá de factores como:

  • Sexo
  • Altura
  • Peso
  • Masa muscular
  • Edad
  • Estilo de vida

Al llegar a los 30 años la tasa metabólica se estabiliza y a partir de los 40 comienza a descender por lo que es importante que seamos capaces de haber conseguido una valor alto. Esto significa que nuestro cuerpo por el mero hecho de realizar las funciones vitales consume mayor número de calorías, que el valor sea más elevado dependerá de si tenemos un metabolismo acelerado. Os preguntareis… ¿Cómo puedo contribuir a acelerarlo?

Hacer 5 comidas al día permite que el cuerpo consuma calorías mientras hace la digestión por lo que realizar ingestas pequeñas pero continuadas aumentará el metabolismo.

La correcta hidratación y por tanto beber agua ayuda a acelerar los procesos químicos.

El picante y muchas de las especias también ponen a trabajar nuestro organismo.

La cafeína y la teína también lo hacen, tomar 2 tazas de té al día aumenta en torno a 50 calorías la tasa metabólicaica basal, además de contabilizar como ingesta de agua y eliminar toxinas.

Los alimentos proteicos tiene una digestión más compleja por lo que necesitan más energía para ser digeridos.

Y por supuesto lo que nos puede ayudar a acelerar el metabolismo es el ejercicio físico. Un trabajo con requerimiento físico, un estilo de vida con bastante actividad física y la práctica deportiva van a contribuir a aumentar el gasto calórico diario y la tasa metabólica basal.

La ACSM nos recomienda una cantidad de actividad física concreta para estar saludables que puedes ver más info en el post “Dosis ideal de actividad física”. Por un lado el trabajo aeróbico nos ayuda a quemar calorías pero también el entrenamiento de fuerza. El trabajo de tonificación contribuye a la ganancia muscular. El músculo al contrario que la grasa es un tejido vivo, necesita energía para ser mantenido por lo que aquellas personas con más masa muscular verán incrementada su tasa metabólica basal.

Por otro lado existe otra tendencia muy popular para acelerar el metabolismo que consigue que nuestro cuerpo siga consumiendo energía incluso después de terminar la actividad. HIIT son las siglas de High Intensity Interval Training, es una organización del entrenamiento con cortos periodos de trabajo y descanso pero con una intensidad casi máxima.

¿Y que tal si combinamos ambas actividades?

En el vídeo que os dejo como ejemplo combinado de HIIT con kettlebell

Recuerda que el entrenamiento de HIIT es muy intenso y por consecuente no está preparado para personas con un bajo nivel físico. El entrenamiento previo de la resistencia aeróbica y la fuerza por separado te concederá la posibilidad de realizar HIITs. En cualquier caso la intensidad puedes regularla con los tiempos de trabajo y descansos adecuados a tu condición física.

Mi fuerza física me hace implacable, pero mi fuerza de voluntad me hace indestructible.

ENLACES DE INTERÉS…

Postcast Ser Saludable

2018-04-17T13:47:29+00:00

One Comment

  1. […] más de lo que consumimos. Pero siempre debemos ingerir un mínimo de calorías para que nuestra Tasa Metabólica Basal no se […]

Leave A Comment