Corriendo en la última cita del año: San Silvestre de Lisboa

JUMP LISBOA Mtraining

Hola a todos!! Por fin os traigo mi experiencia con la ciudad de Lisboa y la São Silvestre.

Yo para empezar este 2018 con buen pie, aunque una hora más tarde he elegido Lisboa como destino. Os preguntaréis por qué ¿No es así? Pues porque Lisboa, a parte de haber escuchado maravillas de la ciudad, tiene una de las San Silvestre más importantes de la península. Así que como siempre uniendo deporte y viajes pongo rumbo a la capital Portuguesa.

Posee una historia fascinante aunque bastante dura entre terremotos, tsunamis, guerras y monarcas huidos. En cualquier caso eso no ha bastado para que la Lisboa mantenga su encanto natural, cosmopolita y multicultural.

Ciudad rodeada de 7 colinas junto a la ribera del Tajo o Teixo para ellos. Innumerables cuestas y escaleras para ir a cualquier lado. Posee vestiguios romanos, prueba de ello es Rua Augusta arteria peatonal que desemboca en Praça do Comercio uno de los puntos más concurridos de la ciudad en épocas pasadas y actualmente.

Lisboa mtraining

Por el centro encontrarás diferentes barrios cada uno con su encanto.

En Graça encontré los mejores miradores de la ciudad donde se podían admirar el Castillo de Sao Jorge y los colores de la ciudad.

En la Alfama un bar muy peculiar para probar los quesos más típicos de la zona

Barrio Alto la taska do chico para escuchar fados, el cante más tradicional de la tierra Portuguesa

Alcântara el mirador de Santa Catalina.

Por Rossio y Baixa puedes ver la zona más céntrica, además la zona de la rivera el ideal para pasear o correr al sol.

La rivera comunica con el barrio de Belém donde se encuentra la famosa torre y por supuesto donde os invito a probar los típicos pasteis de nata en uno de los cafés que están al lado del río. Es cierto que está más alejado pero en tren queda a apenas 10 minutos.

Aunque para rodar un parque precioso es el de Eduardo VII, aunque en pendiente, hay algunas zonas llanas que puedes aprovechar para hacer un circuito de entrenamiento o incluso yoga. Aquí te dejo la secuencia que hice a mi me sentó de fábula. 

Aunque esta vez el objetivo del viaje era enfrentarnos a los 10km de la São Silvestre de Lisboa.

Entonces es cuando llega ese momento en el que sales del hotel dirección avenida da Liberdade desde donde sale la San Silvestre. Aproximadamente una hora antes para ver que se cuece y que ambiente hay. Salida y llegada son en el mismo lugar, esta avenida está decorada con luces que caen de los árboles, recordando la época festiva en la que estamos. Es realmente preciosa cuando cae la noche. Llega el momento de calentar, recordad que siempre es fundamental hacerlo para prevenir lesiones y en este caso que tiene un sentido más competitivo, para poder ir al ritmo que queremos desde el primer momento.

Miles de personas alrededor, siempre gusta ese ambiente runner que se mueve así que tras el himno de Portugal y una cuenta atrás dan el pistoletazo de salida. Afortunadamente son considerados y los 7 primeros kilómetros se desarrollan a lo largo de la ribera del Tajo. Las calles están iluminadas con los adornos navideños, la gente aplaude y en cada kilómetro hoy un DJ o banda de música animando a los corredores. La carrera se desarrolla por los lugares más céntricos de Lisboa: Plaça Rossio, la ribera, Plaça do comercio… de hecho es una de las zonas más bonitas por donde se desarrolla la carrera y nos marca el km 6. A partir de aquí la cosa empieza a subir, aunque la calle no tiene una pendiente tan pronunciada ya se nota el cansancio de los corredores. Muchos desisten y continuan su marcha andando así que tienes que ir esquivándolos. Es en ese momento en el comienzo a correr aún más rápido así que cada vez voy adelantando a más y más gente. Kilómetro 8 entramos en plaza de Restauradores y es cuando se avecina lo peor, hay que subir la Avenida da Liberdade. La pendiente es muy pronunciada y los corredores desisten, se paran. Yo sigo adelante, impulsar y elevar ¿no eran esos dos de los mandamientos más importante de la carrera? A pesar de todo soy capaz de mantener la media en ese kilómetro de subida agotadora porque ya solo quedaba el sprint final. Si no lo das todo al final ¿para cuándo lo vas a dejar?. Cuando tus pulsaciones se han disparado y tus gemelos flaquean se ve la estatua del Marqués de Pombal, una rotonda llana (todo hay que decirlo) y ya solo queda dejarse llevar hasta la meta.

San Silvestre Lisboa mtraining

Ha sido una experiencia increíble, cuando muchos se paraban y tiraban la toalla yo continuaba. Para mi es todo un reto este tipo de carreras y me siento muy feliz al haberla completado y cumplido el objetivo que me había propuesto.

Insistir y persistir pero sobre todo nunca tirar la toalla a pesar del cansancio hay que seguir corriendo. Corre para ser feliz es el slogan de la carrera y estoy totalmente de acuerdo.

headstand lisboa mtraining

Combinar deporte y viajes es una buena forma de conocer nuevos lugares haciendo ejercicio y como hay días de fiesta de por medio la excusa de la San Silvestre es ideal para pasar la noche vieja fuera.

Lisboa es una ciudad que te atrapa con cada día que pasa ya que siempre descubres algo nuevo, la gastronomía y la diversidad son dos puntos claves que hacen de Lisboa una ciudad para regresar.

Belem lisboa mtraining

Corre sin parar hasta tus sueños

2018-04-17T13:53:22+00:00

Leave A Comment